lunes, 5 de enero de 2015

Si necesita una prótesis dental debe tener en cuenta que la planificación del tratamiento ha de efectuarse con vistas al futuro, es decir, debe plantearse la colocación de una restauración fácilmente lavable, ampliable y manejable tanto en el interés del propio paciente, como en el del personal al cuidado del mismo.

En el maxilar superior, se ha visto que, en lo referente a los parámetros de satisfacción general, fonación y posibilidad de higiene, la prótesis removible resulta más ventajosa que la fija. En la mandíbula, los pacientes dieron la preferencia las prótesis removibles frente a las fijas, valorando factores como la posibilidad de limpieza, estética y la estabilidad.

La tendencia de los pacientes a partir de los 50 años de edad es preferir las prótesis removibles por sus ventajas. Confíe en su laboratorio de Zaragoza para la implantación de su prótesis parcial y vuelva a masticar como antes.