jueves, 16 de mayo de 2013

Cuando los implantes son colocados por un cirujano calificado, alrededor entre el 95 y 98% de los
implantes dentales son exitosos. Sin embargo, como cualquier procedimiento quirúrgico, hay un
riesgo de que no funcione. La falta de suficiente hueso o la infección del tejido pueden causar
complicaciones. Un factor clave para el éxito de los implantes será una adecuada limpieza oral
antes y después de que se haya colocado el implante.

Todas estas complicaciones pueden evitarse estableciendo un adecuado diagnóstico y plan de
tratamiento, más la especialización adecuada del cirujano elegido. Hoy en día, con el avance en el
diseño de los implantes dentales, estos han mejorado muchísimo su calidad; el rechazo por parte del
paciente a los implantes dentales es mínimo. Con las técnicas quirúrgicas adecuadas y una buena
limpieza no hay razón para el rechazo de un implante dental.

Fuente: